altocumulusrascacielis.gif
amanecerdesdeelcielo.gif
uyyyquecerca.gif

Plantas endémicas

  • El cambio climático afectará más a las plantas y animales "endémicos

    4 - 6 minutos

    Las plantas y los animales que viven sólo en una región -conocidos como especies "endémicas"- se verán "sistemáticamente más perjudicados" por el cambio climático que sus homólogos menos específicos en cuanto al nicho ecológico, según un nuevo estudio.

    El estudio, publicado en Biological Conservation, concluye que más del 90% de las especies endémicas sufrirán consecuencias negativas -como la reducción de sus poblaciones- si el calentamiento global alcanza los 3º C por encima de los niveles preindustriales. Sin embargo, añade que se espera que las especies invasoras vean en general efectos neutros o positivos del calentamiento del clima.

    Esta tendencia podría permitir que "oportunistas generalistas y extendidos" sustituyeran a las especies endémicas, advierte el estudio, lo que provocaría un descenso de la biodiversidad.

    El estudio calcula también los riesgos de extinción con distintos niveles de calentamiento. El estudio concluye que el 2% de las especies endémicas están en riesgo de extinción si el calentamiento se limita a 1,5ºC, y el 4% está en riesgo a 2ºC. Sin embargo, el riesgo aumenta al 20% en los ecosistemas terrestres y al 32% en los marinos si el calentamiento alcanza los 3ºC.

    "Nos sorprendió mucho la pérdida que se espera con aumentos tan pequeños de la temperatura media", explica un autor del estudio a Carbon Brief, y añade que "seguir el acuerdo de París supondría una gran diferencia para nuestra biodiversidad en todo el mundo".

    Especies emblemáticas

    A partir de más de 8.000 pronósticos de artículos científicos, los autores analizan el riesgo del cambio climático para las especies de 273 puntos calientes "insustituibles" de "biodiversidad excepcional".

    Los autores agrupan las especies en tres categorías -especies "endémicas", "nativas no endémicas" e "introducidas"- en función del lugar donde suelen vivir.

    Una especie endémica vive exclusivamente en una zona geográfica. Las zonas de gran biodiversidad suelen estar repletas de especies endémicas "emblemáticas", explica la Dra. Stella Manes, de la Universidad Federal de Río de Janeiro, autora principal del estudio.

    Por ejemplo, todas las especies de lémur son endémicas de Madagascar, lo que significa que no se encuentran en ningún otro lugar del planeta. Del mismo modo, el ave nacional de Sudáfrica, la grulla azul, es una especie endémica del país, mientras que el leopardo de las nieves es endémico del Himalaya.

    Si una especie se encuentra de forma natural en más de una zona geográfica, se denomina especie autóctona cuando se encuentra en esas regiones. En cambio, si una especie no se encuentra de forma natural en una región determinada, sino que ha sido llevada allí por la actividad humana -de forma intencionada o no-, se denomina especie "introducida".

    Los mapas siguientes reflejan el impacto previsto del cambio climático en las especies de los puntos críticos de la biodiversidad terrestre, estandarizados en una serie de fechas y escenarios de calentamiento. El sombreado rojo indica que el cambio climático tendrá un impacto negativo en las especies de la zona, y el sombreado azul indica un impacto positivo.

    El impacto que se prevé que tenga el cambio climático sobre las especies en los puntos calientes de biodiversidad terrestres para (a) todas las especies, (b) las especies endémicas, (c) las especies autóctonas y (d) las especies introducidas. Los impactos se estandarizan a través de una serie de fechas y escenarios de calentamiento. Fuente: Manes et al (2021).

    Los autores concluyen que se prevé que las especies endémicas terrestres se verán 2,7 veces "más afectadas" por el cambio climático que las especies nativas no endémicas, y 10 veces más afectadas que las especies introducidas.

    Esto confirma los hallazgos de investigaciones anteriores al señalar que las especies endémicas son las más afectadas por el cambio climático, explica el Dr. Mark Urban, profesor asociado de ecología y biología evolutiva de la Universidad de Connecticut, que no participó en el estudio. Dice a Carbon Brief:

    "Tiene lógica que las especies endémicas estén más amenazadas por el cambio climático. Las especies endémicas ya son las más pequeñas. Suelen ocupar áreas de distribución más pequeñas y vivir en poblaciones más reducidas, y estos factores hacen que las especies sean más susceptibles a cualquier amenaza, no sólo al cambio climático".

    Las especies introducidas, en cambio, pueden tener un impacto "neutro o positivo" del cambio climático, según el estudio. Las especies introducidas suelen ser capaces de adaptarse a nuevos entornos, pero a veces tienen un impacto negativo en el ecosistema local, por ejemplo, superando a las especies autóctonas en la búsqueda de alimento. En este caso, se las conoce como "invasoras".

    Las plantas son "algunas de las especies invasoras más hábiles del mundo", según el estudio, porque a menudo pueden "superar" a las especies autóctonas cuando aumentan las temperaturas y los niveles de CO2. En este estudio, las plantas constituyeron la mayoría de las especies introducidas en los puntos críticos de biodiversidad.

    La Dra. Mariana Vale, investigadora de la Universidad Federal de Río de Janeiro y autora del estudio, explica a Carbon Brief que "la globalización es el gran obstáculo" cuando se trata de especies invasoras.

    "No es sorprendente que tantas especies invasoras sean plantas", afirma. Esto se debe a que las plantas pueden ser transportadas fácilmente a un nuevo ecosistema -por ejemplo, a través del equipaje contaminado con semillas- y luego pueden someterse a la reproducción clonal, explica.

    Manes añade que las especies de plantas invasoras pueden llegar "básicamente a todas partes", y añade que los humanos están introduciendo incluso especies de plantas no autóctonas en la Antártida a través del barro de sus botas. Además, las plantas pueden ser transportadas por el viento, lo que facilita su traslado de una isla a otra, señala.

    Enlace Parte 2

    Fuente: Autora:AYESHA TANDON

     

  • El cambio climático afectará más a las plantas y animales "endémicos (Parte 2)

    5 - 6 minutos

    Enlace Parte 1

    La pérdida de biodiversidad

    Los autores también realizaron este análisis para los ecosistemas marinos, como se muestra en el siguiente mapa.

    Impacto previsto del cambio climático en las especies de los puntos calientes de biodiversidad marina para (a) todas las especies, (b) las especies endémicas y (c) las especies autóctonas. Fuente: Manes et al (2021).

    Los resultados sugieren que la proporción de especies marinas en riesgo de extinción es más del doble para las especies endémicas que para las nativas.

    El estudio muestra que en el Mediterráneo - "un mar cerrado con alta endemicidad" - se espera que el cambio climático suponga un "alto riesgo de extinción" para una cuarta parte de las especies. Los autores califican a una especie de alto riesgo de extinción si observan un descenso de la abundancia superior al 80%, el mismo criterio que utiliza la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

    En el Ártico, los autores descubrieron que se espera que el calentamiento de las temperaturas tenga un efecto positivo en algunas especies marinas, permitiéndoles aumentar su número o su área de distribución.

    Los autores señalan que, de los 232 estudios examinados en este trabajo, sólo 34 se centran en los ecosistemas marinos, y no se encontraron datos sobre casi la mitad de las 273 áreas de biodiversidad excepcional definidas inicialmente.

    La Dra. Maria Paniw -investigadora de la Estación Biológica de Doñana- explica que, sin embargo, está "encantada" de que se incluyan los sistemas acuáticos en este estudio, ya que suelen quedar fuera por falta de datos:

    "Los sistemas acuáticos se tienen menos en cuenta, sobre todo en los trabajos de síntesis en los que se incluyen los sistemas terrestres, y especialmente cuando se habla de cambio climático. Un ejemplo de ello es nuestra propia revisión, en la que sólo hemos tenido en cuenta a los mamíferos terrestres, debido a la falta de datos sobre las especies marinas".

    En general, estas tendencias podrían provocar una pérdida de biodiversidad, según el estudio, ya que las especies endémicas se enfrentan a una mayor amenaza por el cambio climático que las no endémicas y las introducidas. Aunque es importante proteger las especies en peligro, Vale explica a Carbon Brief que la biodiversidad tiene "muchos beneficios colaterales que van más allá de salvar a las propias especies", ya que la diversidad está "estrechamente vinculada a la estabilidad del ecosistema":

    "Cuando hay más especies, aumentan las posibilidades de que esas especies puedan realizar las mismas actividades y mantener los mismos servicios ecosistémicos, es decir, las contribuciones que la naturaleza hace a las personas. Cuanto más diverso es un ecosistema, mayor es su estabilidad.

    Paniw añade que la biodiversidad también es importante para las personas:

    "Si adoptamos una visión centrada en el ser humano, la biodiversidad es importante porque, en última instancia, nuestra salud y bienestar dependen de ella. Los ecosistemas saludables y diversos se han relacionado con la mejora de las funciones de los ecosistemas, como el aire limpio, el agua limpia y los alimentos".

    Riesgo de extinción

    El estudio también calcula el riesgo de extinción de las especies en distintas situaciones climáticas, geográficas y de impacto biológico. El siguiente gráfico muestra cómo se espera que las especies de diferentes regiones se vean afectadas por el cambio climático.

    Para cada categoría, los resultados se presentan para todas las especies (negro), las endémicas (morado), las no endémicas (verde) y las introducidas (naranja) en la parte izquierda. La barra indica la dispersión de los resultados de esa categoría, con los resultados a la izquierda de cero indicando un impacto negativo y a la derecha de cero indicando un impacto positivo.

    En la parte derecha del gráfico, las barras indican la proporción de especies que se verán afectadas positivamente por el cambio climático (púrpura), negativamente (rosa) o que se enfrentarán a un riesgo de extinción (rojo).

     

    Impactos geográficos y biológicos del cambio climático. La izquierda muestra el impacto sobre todas las especies (negro), las endémicas (morado), las no endémicas (verde) y las introducidas (naranja). El lado derecho muestra la proporción de especies que se verán afectadas positivamente por el cambio climático (púrpura), negativamente (rosa) o que se enfrentarán a un riesgo de extinción (rojo). Fuente: Mane et al (2021).

    El estudio concluye que, si el planeta se calienta más de 3ºC, un tercio de las especies endémicas terrestres y la mitad de las marinas estarán en riesgo de extinción.

    Los resultados indican que las especies que habitan en islas y montañas son más de seis veces más vulnerables a los impactos del cambio climático que las de las regiones continentales. En un escenario de calentamiento de 3ºC, el estudio concluye que el 84% de las especies endémicas de las regiones montañosas y el 100% de las insulares se enfrentan a un "alto riesgo de extinción".

    Urban explica que esta vulnerabilidad se debe a que las especies de las montañas e islas a menudo no pueden trasladarse a un clima más adecuado:

    "Esta investigación aporta más evidencias de que algunas de las especies más amenazadas por el cambio climático son las que llevan un estilo de vida insular, ya sea en las islas oceánicas tradicionales o en las denominadas "islas del cielo", que existen allí donde las frías cimas de las montañas se encuentran aisladas en un mar de tierras bajas cálidas. Estas especies insulares a menudo no pueden adaptarse al cambio climático porque su próximo hábitat adecuado está rodeado de grandes extensiones de agua o calor".

    El Dr. Vale afirma que, para compensar el aumento de la temperatura, las especies suelen desplazarse a mayor altura. Sin embargo, debido a la figura triangular de las montañas, cuanto más alto sube una especie, menos superficie tiene disponible.

    Mientras tanto, con su gran número de islas, la mitad de las especies endémicas de Oceanía estarán en riesgo de extinción debido al cambio climático, según el documento.

    Los autores también han descubierto que las especies que viven en los trópicos se enfrentan a un alto nivel de riesgo, ya que se prevé que más del 60% de las especies endémicas terrestres tropicales estén amenazadas de extinción por el cambio climático.

    Urban explica que es importante estudiar las áreas de alta biodiversidad porque preservar las especies en estas zonas "podría darnos el mayor rendimiento económico".

    Sin embargo, señala que también será importante tener en cuenta la conservación en las regiones "pobres en especies":

    "Creo que no podemos limitarnos a los lugares más ricos de la Tierra si nos preocupa también la función de los ecosistemas. En los lugares con pocas especies, la pérdida de una sola especie puede cambiar drásticamente el ecosistema porque no existen sustitutos. Creo que debemos tener en cuenta las amenazas a las especies en toda la Tierra, pero por diferentes razones. Eso significa que necesitamos modos de tomar decisiones complicadas sobre cómo asignar los limitados fondos de conservación para salvar tanto a la mayoría de las especies como a las especies más importantes de la Tierra".

     

    Fuente: Autora:AYESHA TANDON