iriscontraglaciar.gif
lenticularmadrugador.gif
arreboladapirenaica.gif

Ciclo Solar 25

  • "El Evento de Terminación"

    Algo muy importante puede estar a punto de suceder en el Sol. "Lo llamamos el Evento de Terminación", comenta Scott McIntosh, un físico solar en el Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR), "y está muy, muy cerca de suceder".

    Si nunca has oído hablar del Evento de Terminación, no eres el único. Muchos investigadores tampoco han oído hablar de él. Es una idea relativamente nueva en la física solar defendida por McIntosh y su colega Bob Leamon de la Universidad de Maryland - Baltimore County. Según los dos científicos, las vastas bandas de magnetismo están a la deriva a través de la superficie del Sol. Cuando las bandas cargadas opuestas chocan en el ecuador, aniquilan (o "terminan"). No hay explosión; esto es magnetismo, no se trata de antimateria. Sin embargo, el Evento de Terminación es un gran problema. Puede iniciar el próximo ciclo solar con una mayor aceleración.

     

    Arriba: Las bandas de magnetismo con cargas opuestas se dirigen hacia el ecuador del Sol donde se aniquilan entre sí, arrancando rápidamente el próximo ciclo solar. [puede ampliar información en este enlace]

     

    "Si el Evento de Terminación ocurre pronto, como esperamos, el nuevo Ciclo Solar 25 podría tener una magnitud que rivalizará con los más destacados desde que comenzó el mantenimiento de registros" (todavía muy limitado), dice McIntosh.

    Esta afirmación, por decirlo de alguna manera, es controvertida. La mayoría de los físicos solares creen que el Ciclo Solar 25 será débil, similar al "anémico" Ciclo Solar 24, que apenas alcanzó su punto máximo en 2012-2013. Los modelos ortodoxos del dinamismo magnético interno del Sol favorecen un ciclo débil y ni siquiera incluyen el concepto de "terminadores".

    "¿Qué puedo decir?" Afirma entre risas McIntosh. "¡Somos unos herejes!"

    Los investigadores describieron su razonamiento en un documento de diciembre de 2020 en la Revista de Investigación Solar Física. Revisando hacia atrás 270 años de datos de manchas solares, encontraron que los Eventos de Terminación separaban un ciclo solar del siguiente, aproximadamente cada 11 años (haciendo un énfasis especial en el término "aproximadamente"). El intervalo entre los Eventos de Terminación varía de 10 a 15 años, y esta es la clave para predecir el inicio de un nuevo Ciclo Solar.

     

    Arriba: Señalado en rojo, el pronóstico oficial para el Ciclo Solar 25 es que sea débil.

     

    "Encontramos que cuanto más tiempo se da entre los Eventos de Terminación, más débil sería el siguiente Ciclo", explica Leamon. "A la inversa, cuanto menos tiempo tenemos entre los Eventos, más fuerte sería el siguiente Ciclo Solar".

    Ejemplo: el Ciclo de manchas solares 4 comenzó con un Evento de Terminación en 1786 y finalizó con un otro en 1801, un Ciclo de 15 años sin precedentes. El siguiente Ciclo, 5, fue increíblemente débil con una amplitud máxima de solo 82 manchas solares. Ese Ciclo se convertiría en el comienzo del Gran Mínimo "Dalton".

    El Ciclo Solar 25 está configurando para ser lo contrario. En lugar de un largo intervalo, parece estar llegando a los talones de uno muy corto, solo 10 años desde el Evento Terminador que inició el Ciclo Solar 24. Los Ciclos Solares anteriores con intervalos temporales tan cortos entre ellos han sido de los más fuertes en la historia registrada.

    Estas ideas pueden ser controvertidas, pero tienen una virtud que todos los científicos pueden apreciar: son comprobables. Si el Evento de Terminación ocurre pronto y el Ciclo Solar 25 se dispara vertiginosamente, los "herejes" podrían estar en lo cierto. Manténganse informados de esta controversia.

     

    Fuente: https://www.spaceweather.com/

     

     

     

     

  • Descenso repentino de radiación en la estratosfera

    El mes pasado, una "Eyección de Masa Coronal (CME en inglés) caníbal" golpeó la Tierra, provocando una fuerte tormenta geomagnética de clase G3 y auroras tan al sur como California y Nuevo México. Se podría pensar que una tormenta de este tipo aumentaría la radiación en la atmósfera de la Tierra. Sin embargo los globos a gran altitud lanzados apresuradamente por Earth to Sky Calculus durante la tormenta del 3 y 4 de noviembre encontraron todo lo contrario. La radiación en la estratosfera se desplomó:

     

     

    Este fenómeno se denomina "disminución de Forbush", que lleva el nombre del físico estadounidense Scott Forbush, que estudió los rayos cósmicos a principios del siglo XX. Ocurre cuando una eyección de masa coronal pasa por la Tierra y empuja los rayos cósmicos galácticos lejos de nuestro planeta. La radiación del espacio profundo que normalmente salpicaría la atmósfera superior de la Tierra se elimina brevemente.
    Hemos medido las disminuciones de Forbush antes. Por ejemplo, en la imagen inferior tenemos el registro de una de septiembre de 20214. 

     

     

     

    La disminución de Forbush del 3 al 4 de noviembre de 2021 fue la más profunda en la historia de nuestro programa de monitoreo atmosférico de 7 años. Los niveles de radiación en la estratosfera sobre California cayeron casi un 20%, más del doble del récord anterior de todo el conjunto de datos de la imagen inferior (marzo de 2015 a noviembre de 2021).

     

     

    En la imagen inferior tenemos la representación de la CME que ha originado esta disminución de Forbush.

     

     

    Este evento ilustra la relación "yin-yang" existente entre la actividad solar y los rayos cósmicos. A medida que aumenta la actividad solar, más y más CME se alejan del Sol, expulsando los rayos cósmicos del sistema solar interior. Esta es una de las razones por las que esperamos que la radiación cósmica disminuya en los próximos años a medida que se intensifica el joven Ciclo Solar 25. Pulse aquí para ampliar información sobre este tema.

     

    Fuente: https://www.spaceweather.com/index.php

     

     

     

  • El Ciclo Solar 25 parece ser más activo de lo inicialmente previsto

    El Ciclo Solar 25 se está intensificando. Los nuevos recuentos de manchas solares de la NOAA confirman que  el joven  ciclo está superando el pronóstico oficial. 

     

    Imagen comparando la previsión de manchas solares con las observadas realmente

    Pulse aquí para ver la imagen original ampliada o aquípara acceder a la versión interactiva de la NOAA.

     

    Los recuentos de manchas solares han superado las predicciones durante 15 meses consecutivos. El valor mensual a fines de diciembre de 2021 fue más del doble del pronóstico y el mayor en más de 5 años.

    El "pronóstico oficial" proviene del Panel de Predicción del Ciclo Solar que representa a la NOAA, la NASA y los Servicios Ambientales Espaciales Internacionales (ISES). Usando una variedad de indicadores principales, el Panel predijo que el Ciclo Solar 25 alcanzaría su punto máximo en julio de 2025 como un ciclo relativamente débil, similar en magnitud a su predecesor, el Ciclo Solar 24. En cambio, el Ciclo Solar 25 se perfila como más fuerte.

    Los observadores del cielo ya han notado el cambio. "¡Definitivamente estamos viendo los efectos sobre el terreno en el Ártico!" informa Chad Blakley del servicio sueco de guías turísticos Lights over Lapland. "Las auroras ahora son las mejores en años".

     

    (A) La primera llamarada X del Ciclo Solar 25 el 3 de julio de 2021; (B) Un apagón de radio causado por una llamarada X el 28 de octubre de 2021; (C) Auroras sobre Wisconsin fotografiadas por Marybeth Kiczenski el 4 de noviembre de 2021.

     

    De hecho, la actividad geomagnética casi se ha triplicado desde que comenzó el nuevo ciclo solar. En 2020, el primer año completo del Ciclo Solar 25, hubo 9 días con al menos tormentas geomagnéticas menores (clase G1). Ese número se disparó a 25 días en 2021. Uno de esos "días de tormenta" (4 de noviembre de 2021) fue un evento limítrofe de clase G4 (grave) con auroras avistadas tan al sur como California y Nuevo México.

    Otro signo del aumento de la actividad solar es la llamarada X. Las llamaradas X son el tipo más poderoso de llamarada solar. Pueden causar fuertes apagones de radio, salpicar la atmósfera de la Tierra con partículas energéticas y anunciar intensas tormentas geomagnéticas. El Sol no produjo ninguna de estas erupciones desde finales de 2017 hasta mediados de 2021. El Ciclo Solar 25 acabó con la sequía el 3 de julio de 2021, con una explosión de categoría X1.6, seguida de una llamarada X1 el 28 de octubre de 2021.

    Los ciclos solares típicos de 11 años producen más de 100 llamaradas X durante los años alrededor del máximo de actividad solar. 

    En estos momentos, la Tierra está en un vacío entre corrientes de viento solar. Se espera que prevalezcan condiciones tranquilas hasta que llegue la próxima corriente el 16 de enero. Este pronóstico podría verse alterado por una llamarada solar. El Sol está moteado por 3 grupos de manchas solares numeradas (y una cuarta región no numerada que ahora emerge). Explosiones inesperadas podrían ocurrir en cualquier momento, por lo que habrá que seguir con atención los avisos que se vayan emitiendo.

     

    Fuente https://www.spaceweather.com/

     

     

     

     

  • El máximo de actividad solar del presente Ciclo Solar 25 podría adelantarse un año con respecto a las previsiones

    El ciclo solar 25 se está intensificando más rápido de lo esperado. El último indicio se puede encontrar en los recuentos de manchas solares a partir de julio de 2021. Continuando con una tendencia que comenzó el año pasado, superan el pronóstico oficial:

     

     

    Emitido por el Panel de Predicción del Ciclo Solar 25 de la NOAA/NASA en 2019, el pronóstico oficial indica que el Ciclo Solar 25 alcanzará su punto máximo en julio de 2025. Sin embargo, un mejor ajuste a los datos actuales muestra que el Ciclo Solar 25 alcanzará su punto máximo en octubre de 2024. Esto supone rebasar los límites de error de 8 meses estimados para la previsión del Panel.

    Julio de 2021 fue un mes extraordinario. El ciclo solar 25 cruzó varios umbrales, incluida su primera llamarada X y, en un momento dado,  tuvimos hasta 6 manchas solares en el disco solar. La última vez que se vieron tantas manchas solares al mismo tiempo fue en septiembre de 2017 (archivo SWx). Una Eyección de Masa Coronal (CME) procedente del lado más apartado del Sol respecto a la Tierra, que tuvo lugar en julio fue tan fuerte que afectó a la Tierra a pesar de producirse en el lado menos propicio del Sol para que estos fenómenos nos afecten. Una serie de otras CME no llegaron a alcanzar por muy poco a nuestro planeta.

    Si la actividad solar aumenta rápidamente, algunos de esos golpes de viento solar pronto comenzarán a llegar a la Tierra.

     

    Fuente: https://www.spaceweather.com/

     

     

     

  • Fuerte descarga solar con emisiones de radio

    La nueva mancha solar AR2822 explotó el 7 de mayo, produciendo una llamarada solar de clase M3.9, una de las llamaradas más fuertes del joven Ciclo Solar 25. El Observatorio de Dinámica Solar de la NASA registró la explosión cerca de la extremidad noreste del Sol:

     

     

    La ola de sombras que emerge del lugar de la explosión es un "tsunami solar": una ola de plasma magnetizado caliente de unos 100.000 km de altura que recorre la superficie del sol a 250 km/s (560.000 mph).

    Un pulso de radiación ultravioleta y X procedente de la llamarada ionizó la parte superior de la atmósfera de la Tierra. Esto, a su vez, provocó un apagón de radio de onda corta en América del Norte: ver mapa. Los radioaficionados y los marineros pueden haber notado extraños efectos de propagación en frecuencias por debajo de 30 MHz, con algunas transmisiones por debajo de 15 MHz completamente extinguidas.

    Mientras se producía el apagón de la radio, el sol, irónicamente, produjo un fuerte estallido de radio de onda corta. El astrónomo Thomas Ashcraft escuchó un rugido de estática surgir del altavoz de su radiotelescopio en una zona rural de Nuevo México. Haga clic en el espectro dinámico para escuchar:

     

     

    "Después de un largo mínimo solar silencioso, estoy feliz de haber capturado la llamarada solar M3.9 el 7 de mayo", dice Ashcraft. "Generaba emisiones de radio complejas y dinámicas de Tipo II, Tipo V y Tipo III". Estas emisiones naturales son causadas por ondas de choque que se propagan por la atmósfera del Sol; en otras palabras, así es como suena un tsunami solar.

    Además de todo lo demás, la explosión arrojó una CME (Eyección de Masa Coronal) hacia el espacio. Las imágenes coronagráficas del Observatorio Solar y Heliosférico (SOHO) revelarán si hay un componente dirigido a la Tierra. Todavía estamos esperando que lleguen esos datos, así que estén atentos a las actualizaciones. Alertas de Aurora: Texto SMS.

     

    Fuente: https://www.spaceweather.com/

     

  • La termosfera se está calentando como consecuencia de la respuesta atmosférica a la intensificación del Ciclo Solar 25

    "El índice climático de la termosfera (TCI) está aumentando rápidamente en este momento", informa Linda Hunt de Science Systems and Applications, Inc. "Casi se ha triplicado en el último año".

    El TCI es un número publicado diariamente por la NASA, que nos dice qué tan caliente está la atmósfera superior de la Tierra. La termosfera, la capa más alta de nuestra atmósfera, literalmente toca el espacio y es como si fuera la "primera en responder" a la actividad solar. Hunt creó este gráfico que muestra cómo se ha evolucionado el TCI durante los últimos 7 ciclos solares. El Ciclo Solar 25 (mostrado en azul oscuro) acaba de comenzar:

     

     

    "Hasta ahora, el Ciclo Solar 25 va muy por delante del ritmo del Ciclo Solar 24", señala Hunt. Si esta tendencia continúa, la termosfera pronto podría alcanzar la temperatura máxima en 20 años.

    Antes de continuar, una advertencia: esto no significa que la Tierra esté a punto de calentarse. La termosfera está a cientos de kilómetros sobre nuestras cabezas. Aquí en la superficie del planeta no sentimos su calor; los días de verano no son más cálidos cuando el TCI está "caliente". Como señala el Dr. Marty Mlynczak de la NASA, "la energía que impulsa el sistema climático cerca de la superficie de la Tierra es cientos de miles de veces mayor que en la termosfera". Hasta donde sabemos, el calentamiento y enfriamiento cíclico de la termosfera por el ciclo solar no afecta el clima.

    Sin embargo, la termosfera es importante. Cuando se calienta, como lo está haciendo ahora, también se expande. Piensa en un malvavisco sostenido sobre una fogata. La termosfera puede expandirse hacia arriba tanto que llega a alcanzar a los satélites que orbitan la Tierra. Casi 40 satélites Starlink cayeron del cieloa principios de este año como resultado del arrastre aerodinámico producido en esa zona.

     

     

    El TCI también podría tener algún valor predictivo. El gráfico de Hunt muestra que el índice está en una trayectoria ascendente que imita más de cerca el Ciclo Solar 20, que alcanzó su punto máximo en la década de 1970. El Ciclo Solar 20 fue un ciclo solar por encima del promedio con mucha actividad solar. Coincidentemente, una nueva predicción para el Ciclo Solar 25 basada en la llegada del Evento de Terminación sugiere lo mismo: el 25 podría ser el nuevo 20. Si esto resulta ser cierto, el Ciclo Solar 25 sería más fuerte que su predecesor inmediato, el débil Ciclo Solar 24.

    Puede seguir la evolución del TCI a medida que se desarrolla el Ciclo Solar 25. Se publica todos los días en este enlace en Spaceweather.com. 

    Fuente: https://www.spaceweather.com/