despidiendoal2005.gif
vivaelverano.gif
fuegoalatardecer.gif

OpenET: Un instrumento para obtener información sobre el agua a través de un satélite

 Imagen: Forrest Melton, científico del proyecto OpenET de la NASA, ajusta un instrumento científico en un viñedo de California. Créditos: NASA/Fondo de Defensa del Medio Ambiente/Pam Hansen

OpenET utiliza datos disponibles públicamente para proporcionar información por satélite sobre la evapotranspiración (la "ET" en OpenET). El principal conjunto de datos satelitales de OpenET procede del programa Landsat, una asociación entre la NASA y el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS). El satélite más reciente del programa, Landsat 9, fue lanzado con éxito el 27 de septiembre de 2021. 

La evapotranspiración es el proceso mediante el cual el agua sale de las plantas, los suelos y otras superficies y vuelve a la atmósfera. Es un dato que los agricultores pueden utilizar para estimar la cantidad de agua que absorben o utilizan sus cultivos y, por lo general, tendrá que ser sustituida mediante el riego o las lluvias. 

Saber cuánta agua se pierde por evapotranspiración permite a los agricultores calcular mejor las necesidades de agua de los cultivos, lo que les ayuda a utilizar el agua de forma más eficiente y a planificar mejor el riego. Esto hace que la evapotranspiración sea una medida crucial para los agricultores y otros gestores de los recursos hídricos, especialmente en el oeste de Estados Unidos, donde la mayor parte del agua utilizada por las personas se destina a regar los cultivos y producir alimentos. 

Además de ayudar a los agricultores, OpenET también puede permitir a las comunidades rurales y a los gestores de recursos hídricos diseñar programas de conservación del agua, de intercambios y otros programas innovadores impulsados a nivel local para crear suministros de agua más sostenibles. 

En el árido oeste de Estados Unidos, que actualmente experimenta niveles récord de sequía, disponer de un dato tan preciso de la evapotranspiración es fundamental para gestionar unas reservas de agua cada vez más escasas.