altocumulusrascacielis.gif
arribayabajo.gif
transferenciadeenergia.gif

Auroras visibles en más de una docena de estados de Estados Unidos

La noche del 11 de octubre de 2021, se avistaron auroras en más de una docena de estados de EE. UU. después de que una CME (Eyección de Masa Coronal) golpeara el campo magnético de la Tierra. "La tormenta geomagnética G2 produjo las primeras auroras visibles en la costa de Massachusetts desde 2017", informa Chris Cook, quien tomó este autorretrato de 30 segundos alrededor de la una de la madrugada EDT (Hora del Este de EE:UU.):

 

 

Las auroras de tope rojo que presenció Cook son relativamente raras; aparecen durante las tormentas geomagnéticas que se extienden lejos de los polos. El rojo es causado por los átomos de oxígeno que se encuentran con el viento solar a una altura de hasta 500 km sobre la superficie de la Tierra.

En algunos estados, las auroras eran tan brillantes que los espectadores las fotografiaban usando nada más que sus teléfonos móviles. ¿iPhone o Android?. Puede elegir:

 

 

La foto del iPhone a la izquierda proviene de Tyler Knight de Mound, Minnesota, mientras que la imagen del Samsung Galaxy a la derecha fue tomada por el meteorólogo James Sinko en Castle Hille, Maine. 

"La exhibición era dinámica, produciendo muchas cortinas y pilares", según Sinko.

En el vértice de la tormenta, las auroras descendieron tan al sur como Nebraska. Caryl Bohn fotografió su tenue resplandor rojo desde la ciudad de West Oak.

Los suscriptores del sistema de alertas meteorológicas espaciales de spaceweather fueron notificados en el instante en que llegó la CME. La alerta fue activada por un aumento repentino en la velocidad del viento solar que indica la llegada de un frente de choque.

 

 

El gráfico muestra datos de la plataforma espacial DSCOVR de la NOAA. Cuando pasó la CME, el viento solar se aceleró en 120 km/s. Al mismo tiempo, la densidad del plasma se triplicó y la temperatura aumentó casi 10 veces. Estos son signos clásicos de un impacto directo de un CME.

 

 

Fuente https://www.spaceweather.com/