cumulonimbusincusmamma.gif
fuegoenelmartethys.gif
despidiendoalotono.gif

Clima y arte

 Poema de amor en tiempos del cambio climático:  Soneto XVII por Craig Santos Pérez

 

No te amo como si fueras metales raros, diamantes,

o reservas de petróleo crudo que propagan la guerra:

te amo como uno ama las cosas más vulnerables,

urgentemente, entre el hábitat y su pérdida.

Te amo como la semilla que no brota pero que lleva

la herencia de nuestras raíces, protegida en una cápsula,

y gracias a tu amor el sabor orgánico que madura

de la fruta vive dulcemente en mi lengua.

Te amo sin saber cómo, o cuándo, el mundo terminará

–te amo naturalmente sin pesticidas ni pastillas–.

Te amo así porque no sobreviviremos de ninguna otra manera,

excepto en esta forma en que los seres humanos

y la naturaleza son familiares,

tan cerca que tus emisiones de carbono son mías,

tan cerca que tu mar se eleva con mi calor.

(Fuente: newrepublic.com, 3 de marzo de 2017)

 

Nuestro mundo afronta grandes retos y uno de los más apremiantes de nuestro tiempo es el del cambio climático. La incidencia cada vez mayor de fenómenos extremos como sequías, crecidas y olas de calor está afectando a la vida cotidiana en todo el mundo y dañando ecosistemas frágiles (véanse los diversos informes del IPCC). A medida que las sociedades se esfuerzan por contener las emisiones y desarrollar estrategias de adaptación se hace más evidente un cambio radical de los paradigmas tradicionales de discurso sobre el tema. Sin embargo, la escala y las consecuencias a largo plazo del cambio climático pueden hacernos sentir incapaces, temerosos y víctimas del cambio.

Las soluciones propuestas para abordar tales desafíos –incluidas las relacionadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el Acuerdo sobre el Clima de París, el que incitan a la conversación, recurriendo a diferentes medios visuales y/o acústicos y contextualizando el conocimiento de manera evocadora, podemos explorar las diversas vías de cambio que pueden ayudarnos a ver y entender mejor nuestras propias visiones del mundo, así como las de los demás. “[…]

La sostenibilidad ya no puede depender exclusivamente de la generación de conocimiento científico para determinar el camino correcto hacia un único futuro sostenible sino que, más bien, se basa en cómo la sociedad es capaz de explorar, habitar imaginativamente y evaluar múltiples futuros posibles; sobre el tipo de historias que las sociedades cuentan sobre quiénes son y qué es importante para ellas; y sobre las vías de acción colectiva que se abren en consecuencia. Esta visión también implica un cambio ontológico significativo: en lugar de un mundo constituido por objetos cuya realidad se puede establecer en términos absolutos, debemos enfrentarnos a formas culturales dinámicas y contingentes que modelan la manera en que se constituyen, expresan e interpretan tales hechos.”5

Este artículo pretende estimular la reflexión sobre cómo las artes, en todas sus abundantes formas, pueden empujarnos a pensar de una forma más integral sobre el cambio climático. Entrevistamos a ocho artistas, al menos uno por cada una de las seis Regiones de la OMM, que trabajan en la intersección del clima con las artes. Nos inspiramos en las impresiones y formas artísticas de varios autores, incluyendo algunas escenas del evento titulado “Watershed” [cuyo nombre hace referencia al doble significado de esta palabra en inglés como “cuenca” y como “punto de inflexión”], celebrado del 10 al 21 de septiembre de 2018 en la Universidad del Witwatersrand, en Johannesburgo (Sudáfrica), organizado en colaboración con la profesora Lenore Manderson, del programa “Earth, Itself” patrocinado por el Instituto de Brown para el Medio Ambiente y la Sociedad.

En este artículo, no se limita el papel del arte al de una forma de “medios” que pueden ayudar a comunicar la ciencia y los desafíos del cambio climático, por muy útil que sea, sino que se ofrece una visión adicional y más fundamental compartiendo cómo algunos están explorando, junto con artistas y científicos, las maneras de entender mejor el mundo en el que vivimos.

Cada uno de los artistas tiene la pasión de concebir un nuevo mundo sostenible y amigable. La ciencia por sí sola no posibilitará ese lugar pero todos podemos ayudar a cambiar las percepciones, y sobre todo las nuestras, y las acciones que permitan un planeta sostenible y una transformación personal y de mayor envergadura:

“Nuestras percepciones acerca de quiénes somos y de lo que somos capaces necesitan ampliarse en vez de contraerse en explicaciones degradantes o fantasiosas. Necesitamos saber mucho más sobre nuestra especie y sobre el Universo que habitamos. No podemos permitirnos el lujo de la arrogancia que niega otras formas de conocimiento.”6

Estos temas podrían encontrar puntos de conexión y sinergias interesantes en el trabajo de investigación y promoción realizado por la OMM a través del Programa Mundial de Investigación Meteorológica (PMIM) y el Programa Mundial de Investigaciones Climáticas (PMIC) y los esfuerzos de sus servicios climáticos (MMSC), y muchas otras iniciativas. El conocimiento de la importancia de las agendas para las políticas mundiales (Sendái, Acuerdo de París, MMSC y los ODS) no impulsa necesariamente la realización de acciones individuales o colectivas ya que se requiere una variedad de asociaciones para que el progreso avance de manera eficaz. El compromiso a través de los límites culturales, éticos y geopolíticos, entre otros, ofrece una promesa en este sentido7.

¿Qué ocurre si el reto de la sostenibilidad no está en probar que el mundo es más real sino en que es más imaginario? - Maggs y Robinson, 2016; Bendor y otros, 2017, 1

Aunque en este artículo solo se perfila el trabajo de unos pocos artistas, nos gustaría reconocer y agradecer a todos aquellos que contribuyen a una mayor comprensión del mundo en el que vivimos y conmueven nuestros corazones, evocando el discurso sobre los problemas más graves de nuestro tiempo, la contemplación de nuestras condiciones futuras deseadas y la acción motivadora hacia nuestros objetivos colectivos. También nos gustaría agradecer a los Estados y Territorios Miembros, a los socios de desarrollo y a entidades como la Comisión Europea la creación de oportunidades de colaboración para científicos y artistas.


1 Oficina del Marco Mundial para los Servicios Climáticos (MMSC), OMM 2 Universidad del Witwatersrand, Johannesburgo (Sudáfrica) 3 Artista independiente 4 Artista cofundadora de Arts for Environment.. 5 Resilience Alliance, Bendor, R., D. Maggs, R. Peake, J. Robinson y S. Williams, 2017. The imaginary worlds of sustainability: observations from an interactive art installation. Ecology and Society, 22(2): 17. doi.org/10.5751/ES-09240-220217. 6 Margaret Wheatley, 2017. Who do we Choose to be? Facing reality claiming leadership restoring sanity, Berrett-Koehler Publishers, Oaklands, California, pág. 184. 7 CIS Newsletter, USAID Strengthening Learning, 24 de julio de 2018.

Fuente: OMM