cumulonimbusincusmamma.gif
amanecerdesdeelcielo.gif
uyyyquecerca.gif

Descubren un nuevo tipo de aurora boreal… pero nadie sabe cómo se ha producido

La aurora, hallada por una becaria de la NASA, fue causada únicamente por una compresión del campo magnético de nuestro planeta.

Una aurora boreal en Noruega. Foto: EFE Martial Trezzini

Jennifer Briggs, becaria de la NASA, acaba de descubrir un nuevo tipo de aurora boreal, del que se desconoce su origen, tras revisar un video de hace tres años del cielo en Longyearbyen, Noruega, cerca del Círculo Polar Ártico.

Lo novedoso del descubrimiento de Briggs, que es estudiante de Física de la Universidad de Pepperdine (Estados Unidos), es que esta asombrosa aurora boreal se produjo por una inusual y repentina retirada del campo magnético de la Tierra, sin que previamente se produjeran erupciones solares.

Las erupciones solares normalmente son causantes de las auroras, tanto boreales como australes. Se producen cuando una eyección de partículas solares cargadas choca con la magnetosfera de la Tierra, el campo magnético generado por el núcleo de la Tierra, y la contraen formando esos espectaculares colores.

Tormenta sin precedentes

No obstante, en este caso, la aurora fue causada únicamente por una compresión del campo magnético de nuestro planeta, sin actuación de erupciones solares, y hasta ahora no existen respuestas concretas que expliquen la razón de este fenómeno.

 "No sólo nunca hemos visto una compresión de esta intensidad, ni siquiera hemos predicho una"

Brigss y los expertos de la NASA creen que el raro fenómeno boreal pudo deberse a una tormenta sin precedentes en la región donde el campo magnético de la Tierra se encuentra con las partículas del Sol. Se desconoce aún de dónde vino la tormenta o por qué provocó que el campo magnético de la Tierra se redujera tan repentina y rápidamente. Otra posible explicación radica en una tormenta en los bordes de la magnetosfera, aunque, como en el primer caso, no hay mucha información al respecto,

"Esta aurora es algo que nunca hemos visto antes", asegura Briggs en declaraciones recogidas por The Sun. "Este movimiento hacia el este y luego hacia el oeste y luego en espiral es algo que no hemos visto nunca, es algo que no comprendemos actualmente. No sólo nunca hemos visto una compresión de esta intensidad, ni siquiera hemos predicho una", concluye Briggs.

Fuente: El Confidencial