despidiendoal2005.gif
fuegoenelmartethys.gif
despidiendoalotono.gif

Los datos de viento del satélite Eolo ahora en las predicciones meteorológicas diarias

El satélite Eolo de la ESA ha estado enviándonos los perfiles de los vientos de la Tierra desde el 3 de septiembre de 2018, justo después de su lanzamiento, y tras meses de cuidadosas pruebas, estas mediciones se consideran tan buenas que el Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas de Medio plazo las está utilizando ahora en sus previsiones.

La decisión de incluir nuevas mediciones en las previsiones meteorológicas nunca se toma a la ligera; se requiere mucho trabajo para analizar los datos adecuadamente y garantizar que sean de buena calidad.

Es extremadamente inusual que unos datos satelitales nuevos estén listos para su utilización en pronósticos justamente después de ser lanzado el satélite. Sin embargo, este extraordinario satélite ha superado las expectativas y, a partir de hoy, Eolo mejorará nuestras previsiones, tanto para un día, como para más de una semana.

Con varias "primicias", Eolo es la primera misión de un satélite que proporciona perfiles del viento de la Tierra en aire sin nubes a nivel mundial, lleva el primer instrumento de este tipo y utiliza un novedoso enfoque para medir el viento desde el espacio.

Su novedoso instrumento de viento lidar Doppler, que comprende un potente láser, un gran telescopio y un receptor muy sensible, emite pulsos cortos y potentes de luz ultravioleta hacia la atmósfera y mide los cambios en la longitud de onda de la luz láser que dispersa las moléculas y partículas que se mueven por el viento.

Eolo fue diseñado para completar la falta de medidas del perfil de viento en la red de observación meteorológica y, por lo tanto, va a desempeñar un papel clave en el aumento de nuestra comprensión del funcionamiento de la atmósfera, contribuir a la investigación climática y también mejorar la previsión meteorológica.

Antes de que los predictores pudieran asimilar los datos de Eolo en las previsiones meteorológicas, se tuvieron que realizar pruebas y controles de mucha calidad.

El director de la misión Eolo de la ESA, Tommaso Parrinello, ha comentado: "Durante el primer año de vida de Aeolus en órbita, la ESA y el equipo del Aeolus Data Innovation Science trabajaron duro para caracterizar y calibrar este innovador instrumento y para entender exactamente cómo funcionaba en el espacio.

"Les ayudaron científicos de todo el mundo que compararon las mediciones de viento tomadas en tierra y desde los aviones con las datos obtenidos del satélite Aeolus.

"Aunque nos dimos cuenta que teníamos que cambiar el segundo transmisor láser del instrumento para aumentar la potencia, la misión está demostrando que es una excelente forma de medir el viento, tanto que ahora vemos cómo los datos se utilizan para las predicciones, lo cual nos entusiasma".

Michael Rennie, del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas de Medio Plazo (ECMWF), explica: "Tuvimos que evaluar el impacto que Eolo tendría en las previsiones meteorológicas antes de decidir ingestarlas operativamente y esto implicó comprobar la calidad de los datos con la previsión y otras observaciones, y realizar una serie de experimentos para ver si Aeolus mejora constantemente las previsiones, y en qué medida".

Comprender los vientos de la Tierra

"Nuestros experimentos demostraron que, efectivamente, Eolo tuvo un impacto positivo, y esto tiene una gran diferencia, particularmente en las partes del mundo donde no hay observaciones del viento.

"La mayor mejora se da en las regiones tropicales y en el hemisferio sur. También vemos que las mediciones de Eolo están entre los instrumentos más importantes en el espacio para la calidad de los pronósticos, lo cual es enormemente impresionante considerándo que realmente nos da menos del 1% de las mediciones que usamos en los pronósticos diarios".

Con la asimilación operativa de los datos de Eolo en el ECMWF, se ha alcanzado un hito importante para esta novedosa misión. Otros centros meteorológicos operativos de todo el mundo también están viendo el impacto positivo de las observaciones de Eolo y tienen previsto comenzar a asimilar los datos en el transcurso de este año.

Este hito de la misión también allana el camino para una posible futura flota de satélites operativos líder Doppler para determinar el viento desde el espacio.

Fuente: