iriscontraglaciar.gif
vivaelverano.gif
lasombradelteide.gif

Los huracanes ‘aprenden’ el camino a España

Es la primera vez que tres ciclones tropicales se acercan a la Península en un mismo año. Hasta ahora llegaba uno cada tres o cuatro años.

Arriba, a la izquierda, el huracán Pablo; debajo, Lorenzo y, en tamaño grande, Sebastien. NHC

Año 2055. El hombre (o el robot) del tiempo pronostica el impacto en España de un huracán de categoría 2 en la escala Saffir-Simpson que evoluciona a ciclón postropical, con vientos sostenidos de 175 kilómetros por hora, lluvias torrenciales y una elevación del nivel del mar de dos metros y medio. Este escenario parece de ciencia ficción pero no lo es. El acercamiento de fenómenos típicos de las costas americanas a las puertas de Europa, que hasta ahora ha sido una rareza, se ha multiplicado en los últimos años. ¿Es consecuencia del cambio climático? Se intuye, pero no se sabe con certeza.

“Lo normal desde los años setenta, cuando los satélites empiezan a documentar de forma rigurosa los ciclones, era que cada tres o cuatro años uno se descarriara y apareciera por el Atlántico norte”, explica Juan Jesús González Alemán, doctor en Física, investigador en dinámica atmosférica y uno de los mayores expertos en sistemas tropicales de España. Sin embargo, ahora se han aprendido el camino hacia Europa y su ruta pasa cada vez más cerca de la Península. “En los últimos 15 años, desde la temporada de huracanes de 2005, que fue bastante anómala, la frecuencia de llegada ha aumentado considerablemente e incluso en los últimos cuatro años se ha hecho anual”. Se trata de “una tendencia clara en aumento exponencial”, señala González Alemán.

Tanto es así que en esta temporada, que acaba dentro de tres días, se ha producido un hecho “totalmente anormal e insólito”: tres ciclones tropicales han llegado transformándose en "borrascas muy intensas” a 300 o 400 kilómetros al noroeste de Galicia. Es más, “los escasos ciclones que evolucionaban a Europa lo hacían de Terranova al sur de Islandia y de ahí, a Irlanda y el Reino Unido, es muy anómala una trayectoria que los lleva a rozar Galicia”. Según detalla Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), estos han sido Lorenzo, Pablo y Sebastien, que ha afectado hace apenas 24 horas a la vertiente atlántica de la Península.

El primer ciclón en enfilar hacia Europa occidental fue Lorenzo, de máxima potencia y que acabó convirtiéndose en el “huracán de categoría cinco más al este jamás visto”. “Llegó como categoría casi 2 a las islas occidentales de las Azores y dejó mucha lluvia, viento y temporal marítimo en las islas británicas. En España provocó sobre todo mala mar, con olas de seis a siete metros en Galicia y el Cantábrico”, recuerda Del Campo, para añadir que también tuvo la peculiaridad de que aguantó como huracán hasta los 45 grados de latitud norte y 25 grados de longitud oeste. “No es el huracán que más al norte ha subido pero casi: Ophelia llegó hasta los 48 grados en 2017”. Ophelia, de categoría tres, es hasta el momento el huracán más potente que ha pasado más cerca de España, “a solo mil kilómetros al oeste de Galicia”. Sus vientos azuzaron los incendios de Galicia y de Asturias.