cumulonimbusincusmamma.gif
mardeniebla.gif
despidiendoalotono.gif

CICLO DE CONFERENCIAS

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

En cuanto al futuro: no se trata de predecirlo, sino de hacerlo posible.

J. Fidel González Rouco. Universidad Complutense de Madrid. Dpto. de Física de la Tierra y Astrofísica. IGEO (UCM-CSIC)

La temperatura global del planeta ha aumentado del orden de 1 ºC desde mediados del siglo XIX. Los valores más altos se producen en latitudes altas del Hemisferio Norte, y son más altos sobre los continentes que sobre el océano. Estos cambios son el resultado de un cambio en el balance radiativo a escala planetaria y se detectan

 

también de forma consistente en otras variables indicativas del estado del sistema como el nivel del mar, la cantidad de masa glaciar, temperaturas en la estratosfera,

etc. Hoy en día sabemos que la mayor parte de estos cambios se deben a las actividades humanas y que continuarán en el futuro con una intensidad y velocidad

que depende de las emisiones futuras de gases de efecto invernadero.

Podemos entender este cambio como un proceso irreversible porque las concentraciones de carbono permanecen aproximadamente estables en la atmósfera

durante siglos. Por tanto, para poner límites al aumento de temperatura, hay que limitar la cantidad total de carbono emitido a la atmósfera. Existe un margen estrecho

de emisiones que todavía se pueden realizar si se quiere acotar el aumento de temperatura global a 1.5-2 ºC a finales del S. XXI. Limitar los impactos al nivel de un

aumento de temperatura de 1.5 ºC en vez de 2 ºC es importante y evita consecuencias graves y discernibles para los ecosistemas y para la sociedad. Limitar el aumento de

temperatura global e impactos derivados a escala regional, contribuye a desarrollar de forma viable los objetivos de la Agenda 2030 de desarrollo sostenible. Desde este

punto de vista, resulta útil formular los impactos del cambio climático actual y futuro en el marco de los derechos humanos, incluido el derecho al agua, a la alimentación,

a la salud y al desarrollo, entre otros.