cumulonimbusincusmamma.gif
amanecerdesdeelcielo.gif
arreboladapirenaica.gif

Los beneficios para la salud derivados de los objetivos climáticos de París podrían salvar millones de vidas de aquí a 2040. Parte 2

Parte 1

En el Día Mundial de la Salud de 2008, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que "la protección de la salud humana es la "línea de flotación" de las estrategias contra el cambio climático".

 

Posibles beneficios para la salud del cumplimiento del Acuerdo de París

En nuestro estudio, calculamos los beneficios anuales para la salud en 2040 en caso de que nueve países adoptaran políticas climáticas acordes con el "Escenario de Desarrollo Sostenible" de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) -denominado en nuestro documento "Escenario de Vías Sostenibles" (SPS)-, en comparación con las políticas climáticas nacionales vigentes a mediados de 2019.

El SPS describe un mundo en el que el aumento de la temperatura global se mantiene por debajo de 1,8ºC con una probabilidad del 66%, sin necesidad de emisiones globales netas negativas de CO2. En consonancia con el Acuerdo de París, el SPS alcanza "un equilibrio entre las emisiones antropogénicas por las fuentes y la absorción por los sumideros (es decir, emisiones netas cero) en la segunda mitad de este siglo".

Junto a esto, elaboramos un modelo de cambios en la dieta y los desplazamientos activos que también sería coherente con el SPS.

Los nueve países -Brasil, China, Alemania, India, Indonesia, Nigeria, Sudáfrica, Reino Unido y Estados Unidos- representan más del 70% de las emisiones mundiales y el 50% de la población mundial.

En el conjunto de estos países, estimamos que el aumento de la ambición para ser coherente con el Acuerdo de París podría dar lugar a una reducción anual de 1,18 millones de muertes por contaminación atmosférica, 5,86 millones de muertes por factores de riesgo relacionados con la dieta y 1,15 millones de muertes por inactividad física para 2040.

Todos los países se benefician de la reducción de cada uno de estos diferentes factores de riesgo, siendo los cambios en la dieta los que producen los mayores beneficios en cada uno de ellos. Si consideramos las muertes que se evitan por cada 100.000 habitantes, los mayores beneficios se observan en Indonesia, Alemania y EE.UU. en cuanto a cambios en la contaminación atmosférica, la dieta y los desplazamientos activos, respectivamente.

Esto se puede ver en los siguientes gráficos, que muestran las muertes evitadas por cada 100.000 habitantes en el escenario SPS (y en un segundo escenario, "HPS" - más adelante) para los nueve países bajo diferentes cambios de política.

El primero es la contaminación atmosférica, que muestra las muertes evitadas separadas por sectores de la economía.

Muertes evitadas por cada 100.000 a causa de la contaminación atmosférica por PM2,5 en 2040 para el SPS y el HPS en comparación con la vía actual, para nueve países y seis sectores. Fuente: Hamilton, et al. (2021).

Llevando las propuestas un poco más lejos, hemos elaborado un modelo de lo que ocurriría si las agendas del cambio climático y de la salud pública se alinearan y si los resultados positivos en materia de salud se convirtieran en un objetivo clave de las políticas de cambio climático junto con la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Lo denominamos "Escenario de salud en todas las políticas climáticas" (HPS).

El segundo gráfico, a continuación, muestra los resultados del SPS y del HPS con respecto a las muertes evitadas gracias a dietas más saludables. En este caso, las barras están divididas por los cambios dietéticos específicos.

 Muertes evitadas por cada 100.000 debido a los factores de riesgo en la dieta en 2040 para el SPS y el HPS en comparación con las vías actuales, para nueve países y nueve cambios en la dieta. Fuente: Hamilton, et al. (2021).

En el caso de la contaminación atmosférica en el marco del HPS, esto significaba la introducción de controles adicionales de las emisiones de contaminantes atmosféricos. En cuanto a las dietas, el cambio fue una combinación de dietas vegetarianas y flexitarianas. En cuanto a los desplazamientos activos, se elaboró un modelo de actividad física que reflejara que el 75% de la población menor de 85 años de cada país se desplazara a pie o en bicicleta como modo principal de transporte.

En comparación con la situación actual, estos cambios adicionales podrían dar lugar a una reducción anual de 1,64 millones de muertes relacionadas con la contaminación atmosférica, 6,43 millones de muertes relacionadas con la dieta y 2,08 millones de muertes debidas a la inactividad física, en los nueve países, para 2040.

Aunque los cambios pueden parecer muy diferentes a los que hacemos hoy, reflejan la magnitud de los cambios que necesitamos para hacer frente a las enfermedades no transmisibles, así como para mitigar el cambio climático.

El tercer y último gráfico, a continuación, ilustra las muertes evitadas por el transporte activo en SPS (barras rosas) y HPS (púrpura).

 

Muertes evitadas por cada 100.000 debido a la inactividad física en 2040 para el SPS (barras rosas) y el HPS (púrpura), en comparación con las vías actuales, para nueve países. Fuente: Hamilton, et al. (2021).

 

Parte 3

Fuente: