cumulonimbusincusmamma.gif
arribayabajo.gif
uyyyquecerca.gif

El calor continúa en el 2020


Muestra tus líneas: el calor continúa en el 2020

La temperatura de la superficie global durante los primeros cinco meses del año fue la segunda más alta registrada, ligeramente detrás del potente año de El Niño de 2016. El mes de mayo fue el mayo más cálido registrado, según los datos de EE.UU. y Europa.

Es muy probable que el año 2020 (>99,9%) esté entre los cinco años más cálidos registrados, según un análisis estadístico realizado por científicos de los Centros Nacionales de Información Ambiental de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos.

El análisis se basó en las anomalías presentes y en las lecturas históricas de la temperatura anual global que han confirmado una tendencia de calentamiento a largo plazo debido a los gases de efecto invernadero que retienen el calor en la atmósfera.

Líneas de calentamiento 1850-2019

El período 2015-2019 fue el quinquenio más caluroso registrado, y el período 2010-2019 el decenio más caluroso registrado. Desde la década de 1980, cada década sucesiva ha sido más cálida que cualquier otra década anterior desde 1850, según los informes de la OMM sobre el Estado del Clima Mundial.

Para llamar la atención del público sobre el cambio climático, el 18 de junio los meteorólogos han transmitido por radio y televisión en todo el mundo la tercera campaña anual "Mets Unite Show Your Stripes". Las líneas de calentamiento muestran el calentamiento global en ciudades y países de todo el mundo. - con la concentración de años "rojos" en el siglo XXI. Esta tendencia a largo plazo continuará en el 2020.

América del Sur, Europa y Asia tuvieron el período más cálido de enero a mayo registrado.  Gran parte de la mitad norte de Asia registró temperaturas de al menos 3,5°C por encima de la media, según el informe global mensual de la NOAA. Las temperaturas registradas de enero a mayo fueron más cálidas en partes del Atlántico, el sur del Pacífico y el sur de los océanos Índico.

Fue el mayo más cálido registrado, según el Centro Europeo de Pronósticos Meteorológicos de Mediano Alcance que opera el Servicio Europeo de Cambio Climático de Copérnico, y utiliza conjuntos de datos que combinan millones de observaciones meteorológicas y marinas, incluyendo las de los satélites, con las salidas de los modelos correspondientes para producir reanálisis climáticos a nivel mundial.

La NOAA, que informa mensualmente sobre los datos climatológicos de los centros de observación, dijo que las temperaturas mundiales de mayo se equiparaban a las de 2016. Fue el 44º mes consecutivo de mayo y el 425º mes consecutivo con temperaturas, al menos nominalmente, por encima de la media del siglo XX. Los siete mayo más cálidos han ocurrido en los últimos siete años.

El Hemisferio Norte tuvo su mayo más cálido registrado, impulsado por el calor excepcional de Siberia, donde las temperaturas fueron hasta 10 °C por encima de la media. El inusual calor en invierno y primavera se asoció con un deshielo excepcionalmente temprano del hielo en los ríos de Siberia y un derrame enorme de diesel, que según los informes de los medios de comunicación, se debió al derretimiento del permafrost debajo de los soportes de los tanques.

El mayo de 2020 es el más cálido del que se tenga constancia

"Aunque el planeta en su conjunto se está calentando, esto no está sucediendo de manera uniforme. Por ejemplo, Siberia occidental se destaca como una región que se esta calentando más rápido que el promedio y donde las variaciones de temperatura de mes a mes y de año a año tienden a ser grandes. Sin embargo, lo que es inusual en este caso es el tiempo que han persistido las anomalías de calentamiento superior a la media", según el Servicio de Cambio Climático de Copérnico.

El Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copérnico informó que estaba vigilando la actividad de los incendios en el Círculo Polar Ártico.

A diferencia de Siberia, gran parte de Alaska tuvo temperaturas más frías que el promedio durante el mes de mayo.

Las temperaturas superficiales son sólo un indicador del cambio climático. Otros son: el calor del océano, la acidificación del océano, el nivel del mar, los glaciares, la extensión de los hielos marinos del Ártico y el Ártico, y el dióxido de carbono atmosférico, que sigue estando a niveles récord.

Fuente: