cumulonimbusincusmamma.gif
arribayabajo.gif
trazadoresdelviento.gif

Una “burbuja” gigante de agua caliente aparece en el Pacífico Sur y alarma a los científicos

Se trata de un área de mar ubicada en Oceanía y que es cuatro veces más grande que Nueva Zelanda.

Las temperaturas en amplias zonas terrestres de Australia y Nueva Zelanda se han elevada durante los dos últimos meses por encima de lo normal para esta época del año / NZC

En las aguas del Pacífico Sur ha aparecido un fenómeno que se suma a la ola de calor que viven los países de Oceanía. Se trata de una “burbuja” gigante, que aparece en los mapas de calor como un parcha de color rojo oscuro y que abarca al menos un millón de kilómetro cuadrados, cuatro veces más grande que Nueva Zelanda.

Es una masa acuática cuyo aumento de temperatura ha llamado la atención de los científicos, pues se presenta con 5ºC por encima del promedio. "Normalmente las temperaturas son de aproximadamente 15 °C, en este momento son de aproximadamente 20 °C”, declaró James Renwick, científico de la Universidad de Victoria en Wellington, a NZ Herald.

El surgimiento de este fenómeno podría deberse al aumento de las emisiones atmosféricas de gases de efecto invernadero, lo que resulta del cambio climático, según The Guardian. Aunque existe otra hipótesis que también manejan los científicos, un fuerte sistema de alta presión que se suma a la falta de viento, es decir, un anticiclón que se produce cuando una masa de aire se enfría, se contrae y se vuelve más densa, lo que provoca que aumente el peso de la atmósfera y la presión de aire en la superficie, y por ende, la temperatura aumenta.

Fenómenos como este pueden ser más peligrosos para los océanos. El NIWA (Instituto Nacional de Investigaciones del Agua y la Atmósfera de Nueva Zelanda ha recordado que el pasado mes de noviembre se batió el récord histórico de temperaturas altas en este país, así como que a mediados de diciembre los termómetros volvieron a subir en buena parte de las islas.

Los expertos estudian la incidencia en procesos de alcance mayor. Los incendios forestales, que mantienen a la población en alerta, se agravan, y decenas de koalas se han visto afectados por la ola de calor. Por otro lado, la Organización Meteorológica Mundial señala que la última década ha sido la más calurosa registrada en todo el mundo, tanto en tierra como en océanos.

Fuente: