mangaensantander.gif
arcoirislenticular.gif
ciudadasustada.gif

La Corriente del Golfo se enfría de forma inusual, pues los sistemas de baja presión arrastran aire más frío desde América del Norte, impactando en la corriente oceánica

Los patrones de presión de las últimas semanas fueron muy dinámicos. Especialmente en Norteamérica, hemos visto fuertes sistemas de baja presión en las partes este y noreste. Estos sistemas de baja presión transportaron aire más frío del norte, y hacia el océano Atlántico Norte, enfriando la región de la Corriente del Golfo por debajo de las temperaturas normales.

Los patrones de presión de los últimos días sobre América del Norte mostraron un flujo de sistemas de baja presión, normalmente más intenso en las partes este y noreste. Esos sistemas de baja presión tienden a atraer el aire más frío del norte. La primera imagen de abajo muestra el patrón de presión sobre América del Norte el 14 de mayo, donde podemos ver un fuerte sistema de baja presión sobre el noreste. La segunda imagen muestra las anomalías de la temperatura del aire, mostrando que una masa de aire mucho más fría de lo normal está siendo transportada desde el continente hacia el océano Atlántico Norte.

El sistema de baja presión y la masa de aire frío se desplazaron directamente sobre la corriente del océano Atlántico Norte, también conocida como la Corriente del Golfo. La Corriente del Golfo es una fuerte corriente oceánica que lleva agua caliente del Golfo de México al Océano Atlántico. Se extiende por toda la costa este de los Estados Unidos y Canadá, donde comenza a girar hacia el noroeste de Europa. Esta fuerte corriente de agua cálida tiene influencia en el clima de la costa este de Florida, manteniendo allí temperaturas más cálidas en invierno y más frescas en verano, en comparación con los otros estados del sudeste. Como la Corriente del Golfo también se extiende hacia Europa, contribuye a calentar los países de Europa occidental, lo que tiene un gran impacto en el clima regional. La imagen de abajo muestra un esquema aproximado de la Corriente del Golfo y su dirección de avance.

Elaboramos un reanálisis de alta resolución de la Corriente del Golfo. La corriente en sí puede verse mejor si miramos el análisis de la temperatura y la velocidad de la corriente de la superficie del océano. La imagen de abajo muestra el análisis de la temperatura de la superficie del océano, y podemos ver la corriente de agua caliente moviéndose a lo largo de la costa este de los Estados Unidos, extendiéndose hasta el Atlántico Norte. Por supuesto, la temperatura disminuye lentamente cuando fluye más al norte, ya que la corriente libera calor a la atmósfera.

La Corriente del Golfo se ve quizás aún mejor cuando observamos el movimiento y la velocidad de las corrientes de la superficie del océano. La imagen de abajo muestra la velocidad de la corriente en la superficie del océano, donde la Corriente del Golfo realmente se distingue y puede verse en su forma más pura. La corriente no tiene forma recta, como se ve en muchos gráficos. Es muy compleja, con mucha dinámica, girando a través del Atlántico Norte, en lugar de simplemente circular en línea recta. Podemos ver que tiene muchos "remolinos en rotación", básicamente pequeños remolinos de agua, caliente y fría, dependiendo de la dirección en que giren. Esto es muy similar a la corriente de chorro atmosférico.

También realizamos una animación de las temperaturas del océano Atlántico, donde podemos ver muy bien la Corriente del Golfo en movimiento, ya que transporta aguas más cálidas hacia el norte. También se puede observar el cambio en las temperaturas estacionales del océano, ya que las aguas se calientan rápidamente en verano, y se enfrían en otoño.

En la actualidad, debido a los sistemas de baja presión y al aire más frío del norte, las aguas de la Corriente del Golfo están más frías de lo normal. La imagen de abajo muestra la gran zona de temperaturas del agua más fría de lo normal que rodea la principal vía de transporte de la corriente. Los fuertes vientos, la baja presión y la masa de aire más fría afectaron a la corriente y causaron una mezcla de las capas oceánicas.