altocumulusrascacielis.gif
mardeniebla.gif
fuegoalatardecer.gif

El cometa que se resiste a morir

A principios de este año, los observadores del cielo estaban señalando con entusiasmo el 31 de mayo en sus calendarios. El cometa ATLAS (C / 2019 Y4) se dirigía hacia el sol y muchos pensaron que podría brillar tanto como Venus cuando volara dentro de la órbita de Mercurio a finales de mes.

Eso no sucedió. En cambio, el cometa se deshizo. Calentado por la intensa luz solar, el núcleo helado de ATLAS se desintegró prematuramente a fines de marzo. Los observadores terrestres encontraron al menos cuatro fragmentos y el telescopio espacial Hubble contó docenas más.

Ahora la historia da un giro inesperado. El cometa ATLAS se niega a morir:

Michael Jäger de Jauerling, Austria, tomó esta fotografía el 12 de mayo. "Esta es una exposición profunda de 1500/1500/500 segundos RGB usando mi telescopio de 11 pulgadas", explica.

No, el cometa ATLAS no es tan brillante como Venus, de hecho, es aproximadamente 160.000 veces más tenue, pero sigue siendo un cometa hermoso. Los fragmentos dentro de su núcleo están contribuyendo a que su combustión individual se sume a la verde atmósfera de ATLAS, creando una bola de pelusa tan brillante como una estrella de magnitud 9.

Pronto, ATLAS estará demasiado cerca del Sol para poder verlo fácilmente desde la Tierra. Afortunadamente, el Heliospheric Imager en la nave espacial STEREO de la NASA tendrá una gran vista del cometa desde mediados de mayo hasta principios de junio. La cámara es muy sensible, por lo que podría observar ATLAS interactuando con el viento solar, así como cualquier evento de ruptura adicional. ¡Manténganse al tanto!

 Fuente: