espectrobroken.gif
vivaelverano.gif
trazadoresdelviento.gif

Un antiguo patrón climático similar a El Niño podría despertarse en el Océano Índico

Si las tendencias actuales de calentamiento continúan, el Océano Índico podría desarrollar su propio El Niño para el año 2050.

iStock

El Niño es un fenómeno meteorológico que se produce cada pocos años a consecuencia de condiciones oceánicas inusualmente cálidas a lo largo de la costa oeste tropical de América del Sur. Este evento está asociado con efectos adversos sobre la pesca, la agricultura y el clima local desde Ecuador hasta Chile y con anomalías climáticas de campo lejano en el Pacífico ecuatorial y, ocasionalmente, también en Asia y América del Norte. 

La desviación de la temperatura normal de la superficie del mar en el Océano Pacífico centro-este se mide a través del Índice Oceánico Niño (ONI), el medio estándar por el cual cada episodio de El Niño se determina, mide y pronostica. El Niño es un fenómeno relacionado con el calentamiento de las aguas del Pacífico oriental ecuatorial, cíclico, que se da cada tres u ocho años y que tiene una duración de 12-18 meses. Los periodos cálidos o fríos que sobrepasan el umbral de +0.5°C o -0.5°C indican la ocurrencia de El Niño o La Niña, respectivamente.

Pues bien; una nueva investigación dirigida por científicos de la Universidad de Texas calcula que el calentamiento global se acerca a un punto de inflexión que durante este siglo podría despertarse un antiguo patrón climático similar a El Niño en el Océano Índico. Si llegase a suceder, es probable que las inundaciones, tormentas y sequías empeoren y se vuelvan más regulares, afectando desproporcionadamente a las poblaciones más vulnerables al cambio climático. 

Como herramienta para hacer esta predicción, los investigadores diseñaron simulaciones por ordenador que muestran que el calentamiento global podría perturbar las temperaturas de la superficie del Océano Índico, haciendo que aumenten y caigan año tras año mucho más abruptamente de lo que lo hacen hoy. 

Según este equipo científico, este patrón de ‘balancín’ es sorprendentemente similar a E Niño, y afectaría al clima a nivel mundial. 

El autor principal, Pedro DiNezio, científico del clima en el Instituto de Geofísica de la Universidad de Texas: "Nuestra investigación muestra que subir o bajar la temperatura global promedio solo unos pocos grados hace que el Océano Índico funcione exactamente igual que los otros océanos tropicales, con temperaturas superficiales menos uniformes en todo el ecuador, clima más variable y con su propio El Niño". 

Evidencia de una era de hielo en el Océano Índico El Niño en la química de estas conchas de 21 000 años de antigüedad / Kaustubh Thirumalai

Ya hubo un El Niño en el Índico hace 21 000 años 

Los resultados, que se publicaron el 6 de mayo en la revista Science Advances, se basan en un artículo de 2019 de muchos de los mismos autores, que encontraron evidencia ya de un pasado fenómeno similar a El Niño en el Océano Índico, que tuvo lugar hace 21 000 años, en el pico de la última edad de hielo, cuando la Tierra estaba mucho más fría. 

El físico del aire, divulgador y meteorólogo de Meteored José Miguel Viñas, colaborador habitual de Muy Interesante, nos lo explica: “Lo que ese estudio apunta es que en el océano Índico durante la última glaciación pudo haberse producido un episodio similar a El Niño, produciéndose calentamientos periódicos muy anómalos de la SST (temperatura del agua de la superficie marina)". 

¿Podría nacer otro El Niño en el Índico en un planeta mucho más caliente? Para comprobarlo, los científicos analizaron las simulaciones climáticas, agrupándolas de acuerdo con lo bien que coincidían con las observaciones actuales. Cuando se incluyeron las tendencias del calentamiento global, las simulaciones más precisas predijeron un Niño Índico emergente, como pronto, en el año 2050 y, como tarde, para el 2100. 

Es decir, “según el estudio, en un escenario de calentamiento global como del de altas emisiones, en el Índico podría desencadenarse un fenómeno similar al de El Niño, que se sabe que ocurrió durante la última glaciación”, aclara Viñas. 

Las consecuencias de un El Niño en el Índico 

Como apuntábamos, las consecuencias de que un fenómeno como El Niño se desencadenase en el Índico podrían ser desastrosas para las poblaciones de esta región del planeta. 

Así lo advierte José Miguel Viñas: “Cualquier cambio en la circulación atmosférica en el océano Índico podría tener importantes repercusiones en toda esa vasta región, una de las más pobladas de la Tierra. Muchos millones de personas de la India y de otros países ribereños tienen una gran dependencia de las lluvias monzónicas, que todos los años riegan la zona con generosidad y regularidad”. 

Además, Viñas recuerda: “Ahora en junio comienza en la India el monzón del suroeste (el que deja las lluvias), que se prolongará hasta septiembre-octubre". 

¿Cómo está la situación en el Índico? 

El Océano Índico experimenta hoy cambios climáticos muy leves de año a año porque los vientos predominantes soplan suavemente de oeste a este, manteniendo las condiciones oceánicas estables. No obstante, según las simulaciones, el calentamiento global podría revertir la dirección de estos vientos, desestabilizando el océano y volcando el clima en cambios de calentamiento y enfriamiento similares a los fenómenos climáticos de El Niño y La Niña del Océano Pacífico. El resultado sería nuevos climas extremos en toda la región, incluida la interrupción de los monzones sobre África oriental y Asia. 

Para Michael McPhaden, oceanógrafo físico de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica este nuevo estudio destaca el potencial de cómo el cambio climático impulsado por el hombre puede afectar de manera desigual a las poblaciones vulnerables: "Si las emisiones de gases de efecto invernadero continúan con sus tendencias actuales, para fines de siglo, los eventos climáticos extremos afectarán a los países que rodean el Océano Índico, como Indonesia, Australia y África Oriental con una intensidad creciente". Además, añade: "Muchos países en desarrollo en esta región están en mayor riesgo de este tipo de eventos extremos". 

¿Y en el Pacífico? 

Según José Miguel Viñas, no está previsto que en el Pacífico entre en escena un evento de El Niño en los próximos meses: “De hecho, la predicción de la temporada de huracanes en el Atlántico es de mayor actividad de la normal, entre otras razones por la ausencia de El Niño. De aquí al verano se prevén condiciones neutrales del ENSO (El Niño-Oscilación del Sur, un patrón climático que consiste en la oscilación de los parámetros meteorológicos del Pacífico ecuatorial)”. 

Referencias:

Science Advances (2020). DOI: 10.1126/sciadv.aay7684 , advances.sciencemag.org/content/6/19/eaay7684  Kaustubh Thirumalai et al. An El Niño Mode in the Glacial Indian Ocean?, Paleoceanography and Paleoclimatology (2019). DOI: 10.1029/2019PA003669

Fuente: Laura Marcos