traslatormenta.gif
amanecerdesdeelcielo.gif
uyyyquecerca.gif

Cómo Marte puede tener la clave para entender el cambio climático

Derechos de autor  euronews   -   Credit: Dubai Tourism

Han sido años de trabajo para el programa espacial de Emiratos Árabes Unidos (EAU) con el desarrollo y lanzamiento de una serie de satélites y el envío el año pasado del primer astronauta del país a la Estación Espacial Internacional.

Ahora, los Emiratos tienen la mirada puesta en Marte. Y la culminación de todos sus esfuerzos es una sonda destinada a orbitar el planeta rojo. Sarah Al-Amiri, ministro para Ciencias Avanzadas, explica los detalles: "Lo que la misión de los Emiratos proporcionará son datos reales durante un año de todo Marte. Pero, ¿por qué es eso importante? El cambio climático es una de las razones por las que interesa Marte y entender mejor la dinámica de la meteorología y los cambios atmosféricos en Marte nos da una pieza del rompecabezas sobre lo que le pasó al planeta, por qué ha llegado al estado en el que se encuentra hoy e incluso nos permitirá entender mejor el cambio climático en la Tierra y lo que normalmente ocurre de forma natural cuando se trata del cambio climático. Así que cuando enviemos humanos a Marte, lograremos una mejor comprensión sobre a lo que nos enfrentaremos."

Llegar a Marte supondrá cambios para el país aquí en la Tierra, como detalla Omran Sharaf, responsable del proyecto de EAU para la misión en Marte. "El Gobierno quería un gran cambio en el ecosistema que tenemos en cuanto a construir una economía basada en el conocimiento creativo, competitiva e innovadora. Y miró al espacio como un medio para hacerlo. La misión a Marte es el catalizador para ese gran cambio"

Los instrumentos científicos que recogerán datos incluyen un espectrómetro de infrarrojos para estudiar los sistemas de nubes de la atmósfera más baja, los ciclos del dióxido de carbono y las temperaturas; un generador de imágenes de exploración de alta resolución y para entender mejor los rayos ultravioleta en la atmósfera inferior; y el espectrómetro ultravioleta que mira lo rápido que el hidrógeno y el oxígeno escapan de la atmósfera superior de Marte.

"Se trata de abordar nuestros desafíos nacionales en lo que respecta al agua, los alimentos y los recursos energéticos. Y se trata de generar conocimiento que sirva a la humanidad", explica Sharaf.

Al Amiri considera que "estamos trabajando en la finalización de todos los procedimientos de prueba para asegurar que la nave espacial funcione independientemente de la situación a la que se enfrente. En mayo de este año enviaremos la nave espacial a su lugar de lanzamiento en Japón."

Hay que entrar en la sala para ver de cerca la sonda con uno de los ingenieros, Moshen Alawadhi: "Tenemos un total de tres antenas de baja ganancia y una de alta ganancia. Se utilizan principalmente cuando estamos lejos de la Tierra y estamos tratando de contactar con la nave espacial. Tenemos cuatro paneles solares que son la principal fuente de energía para la nave espacial. Hay una batería para ocasiones en las que no haya sol. Al fondo, hay dos rastreadores de estrellas. Le dicen a la nave espacial dónde está".

Siete meses después del lanzamiento, entrar en la órbita de Marte será el siguiente momento clave para el equipo. Alawashi describe la tarea: "La nave espacial dará la vuelta y dirigirá los propulsores para alejarse y básicamente frenará. Si vamos demasiado rápido o demasiado lento, la perderemos. Si no llegamos a donde queremos, probablemente nos estrellemos contra Marte. Así que es algo realmente crítico y por eso la mitad del combustible que tenemos se usará durante esa fase. Lleva de 12 minutos a casi media hora hablar con la nave espacial. Así que no la estás comandando, sólo la estás programando y de forma autónoma decidirá qué hacer. Y cruzamos los dedos para que haga lo que se supone que debe hacer".

"Es algo que no se parece a ningún trabajo con el que hayamos soñado. Es la cuenta atrás final, en julio es el lanzamiento. Son los desafíos de entrar en la órbita de Marte y lo emocionante es encontrar nuevos hallazgos, más ciencia, nuevos resultados", resume Al Amiri.

En julio sabremos si los jóvenes científicos emiratíes y los ingenieros están un paso más cerca de alcanzar sus metas.

Fuente: