espectrobroken.gif
mardeniebla.gif
despidiendoalotono.gif

¿Deberíamos esperar que cada año en el próximo decenio (2019–28) se clasifique entre los 10 años más cálidos a nivel mundial?

Las clasificaciones anuales de temperatura global son ampliamente citadas por los medios y el público en general, no solo para ubicar el año más reciente en una perspectiva histórica, sino también como una métrica de primer orden del cambio climático reciente que es fácilmente comprensible por el público en general.

De acuerdo con las observaciones del Conjunto de datos de análisis de temperatura de superficie global Merge Land Ocean (NOAAGlobalTemp) 5.0 de NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration), el año 2018 fue el cuarto año más cálido registrado a nivel mundial desde 1880 (ver Tabla 1). Los 5 años más recientes en el registro (2014–18) comprenden los 5 años más cálidos registrados, con 2016 actualmente como el año más cálido. Dada esta racha de calor global récord o casi récord en los últimos años, ¿deberíamos esperar que cada año en el próximo decenio (2019–28) se clasifique entre los 10 años más cálidos a nivel mundial? En otras palabras, dadas las observaciones históricas (incluidas las más recientes), ¿podemos suponer que las clasificaciones anuales casi récord ya “se pueden dar por seguras” durante los próximos años?.

 

Tabla 1. Los 10 años más cálidos registrados (1880–2018) en el conjunto de datos NOAAGlobalTemp. Las anomalías (° C) son relativas al período base 1971–2000. La clasificación actual es la clasificación basada en el período de registro desde 1880 hasta el año en cuestión. El puntaje de temperatura (una medida del calor o enfriamiento anual relativo) se basa en el período 1975-2018.

Para responder a estas preguntas, analizamos la versión mensual de NOAAGlobalTemp para seleccionar una metodología para proyectar la clasificación global anual de fin de año (es decir, "año de monitoreo"), así como las clasificaciones para los siguientes 9 años (es decir, años 2 –10 o "años de perspectiva").

Utilizamos modelos autorregresivos con y sin extensión de la tendencia a largo plazo, y también consideramos un ajuste basado en condiciones ENSO (El Niño-Oscilación del Sur) en tiempo real. Además, para abordar la propensión a que prácticamente todos los años recientes se clasifiquen (al menos inicialmente) como los 10 años más cálidos, presentamos un producto de "puntaje de temperatura" que permitirá a NOAA comunicar mejor la frescura o calidez de un año reciente versus la tendencia a largo plazo.

Hasta donde sabemos, ningún otro centro importante de monitoreo del clima en el mundo produce actualmente tales productos de clasificación proyectada o puntaje de temperatura, ni conocemos ninguna investigación que documente los errores de clasificación anual global asociados con las clasificaciones proyectadas de ningún tipo. Esperamos que estas nuevas herramientas mejoren la comunicación de los impactos del cambio climático al público en general.

 

Resumen de Artículo publicado en Journals Online de la AMS el 27 de mayo de 2020 enlace a la noticia original: https://journals.ametsoc.org/doi/full/10.1175/BAMS-D-19-0215.1

Fuente: Primer autor: Anthony ArguezNOAA/National Centers for Environmental Information, Asheville, North Carolina